viernes, 4 de abril de 2008

La verdad del mundo es impalpable.

Clarice Lispector.

2 comentarios:

Apostillas literarias dijo...

Por supuesto. Y creo que lo es, porque no existen los absolutos.

Hilvanes Y Retales dijo...

Es cierto, hasta podríamos decir que no solo es impalpable, sino que también relativa.