jueves, 26 de julio de 2007

Los Planetas alineados


Cualquiera de nosotros se enfrentaría al libro Los planetas alineados desde el cariño que todos tenemos a Rubentxo y Migueltxo. Y desde ese cariño asomé mi naricilla al referenciado libro y tras obtener permiso de Rubén... aquí os dejo estas notas... Gracias Rubén por compartir este libro, este pedazo de libro con esta manzana con cuarto de costura...

8 planetas son los escritores que contiene el Libro Los planetas alineados, 8 escritores de estilos distintos pues así ha de ser la literatura que pasa a la historia, aquella que construye, que aporta estilos y sobretodo, frescura recogiendo las hojas marchitas que algunos dejan por el camino.

Ø Los hilos imposibles

Ø Los palacios de papel

Ø Mardevida

Ø Adagios

Ø Cuidado

Ø Cuandoelamoraprieta

Ø Mis botas

Ø Vendomillanto

Hay algo en común a Pablo, a Rubén, a Miguel, a Alejandro, a Adriana, a Salvador, Eva y Rosa; que sus versos son de menta e hierbabuena; que son amargo licor y fino nectar; sus plumas se adaptan a lo que quieren transmitir. Y noto un poso o regusto a Cavafis en algunos escritos, ese pesimismo lleno de esperanza; vidas llenas de secretos confesables... y es que entre verso y verso descubrimos al verdadero hombre del siglo XXI. Ese hombre lleno de dudas y a su vez lleno de piezas de felicidad, de miedo y esperanza. Ese hombre que lucha por mejorar el mundo mientras su hermano en cualquier ciudad vecina, destruye.

“llevo los ojos continuamente en ámbar, nombro las bocacalles que atraviesan la vida, silbo el miedo que a la soledad le sobra, pienso el vaho mortecino que ha tratado de hundirme y confundo el borde de las plazas con fronteras de níquel”. Pablo Martín Coble.

“Este joven no sabía nada. o quizás sabía demasiado. Desapareció. Ni rastro. Jamás. Dejó una nota. NO QUIERO SER PARTE DE ESTE MUNDO. NO QUIERO SER PARTE DE ESTE MUNDO. NO QUIERO SER PARTE DE ESTE MUNDO. NO QUIERO SER PARTE... desapareció. Jamás”. Salvador Carrascosa Fuster.

Ahyss!!! El amor, que no daríamos todos por el amor....o que no destruiríamos, verdad? Pero, cómo duele cuando se hace esperar más de los deseable “...he soñado tantas veces con ello que el día que una mujer me despertó y me pidió dormir conmigo porque tenía frío no me resultó extraño. Nada extraño. Y se le pasó el frío. Pero no dejó de temblar, pues algo le inquietaba. Dormimos (yo por lo menos dormí; ella no lo sé). Desperté. Me miraba en la oscuridad, yo sentía sus ojos clavados en mí, seguía temblando. y sin previo aviso lo soltó: miguel, quiero besarte. Y nos besamos. Y compartimos el calor de nuestros cuerpos. Y reímos y hablamos y jugamos e hicimos el amor, despacio, muy despacio...como a mí me gusta. Cuando me levanté supe que no era un sueño porque salimos juntos de la habitación y desayunamos y la acompañé a la puerta y le di un beso de despedida que por el momento ha sido el último. Por el momento”. Miguel Trigueros Muñoz.

Puede que el hombre actual, a pesar de haber conquistado tierra, mar y aire, sea el hombre más solitario y desesperado de la historia de la humanidad. “quiero arrancarme, expulsarme de mi cuerpo, escupirme hacia dentro, golpearme hacia fuera, abatirme, volverme del revés, expatriarme, desalmarme, desarmarme, desamarme, fisionarme, dividirme por mí mismo, tender a cero, acercarme a nada, desintegrarme, desinteresarme, destintarme, destornillarme, desmontarme, desfragmentrarme, formatearme el aura, amputarme el alma, diseccionarme el aire. ..” Rubén Ballestar Urbán.

El mar siempre será amado sin condiciones ni reglas... “Vengo a verte al atardecer / como quien viene a ver en secreto / a una amante / y te miro fijo a los ojos azules/ y a tu cabellera blanca/ tocada con diademas de oro y plata. / y te envío mensajes / en botellas verdes de vino rojo/ y no te abrazo / porque te desvaneces / entre mis brazos.” Alejandro Martín Abraín.

Recuerdo el primer día que la lectura produjo en mi una grata sensación. Esperaba que mi hermana terminara de vestirse para irnos al colegio. Todos los días me hacía esperar y la espera era interminable. Aquel día no llovía, pero abrí un libro por una página cualquiera en la cual, sí llovía. Su lectura me transportó hacia aquella habitación de cristales donde fuera caía agua sin cesar. Y cuando levanté la vista, mi hermana me esperaba y yo, era feliz. “Cae lentamente la lluvia, / como esta tristeza, / que se ha ido nuevamente/ acomodando,/ desde una hora infinita. / Cae la lluvia/ y mi posibilidad de hablar, / de comunicarme/ se hace más difícil. “ Adriana Serlik.

Y el reflejo de la conquista del cuarto interior; de las banderas y principios ... Si les hubieran dicho a nuestras abuelas que sus nietas iban a vivir solas sin necesidad de acogerse a bastones ni muletas, a construir sus vidas con libertad, tan valientes, haciendo de los principios por los que ellas lucharon un modo de vida logrado...”-Me voy de fin de semana. Estoy preparando la ropa. Tienes calor?

-¿Tú sola?

- Sí.

- No te da miedo?

- No.

- Podría ocurrirte algo.

- Me pasaría igual si fuera acompañada.” Eva Mendiola Tébar.

Y todo ello sin olvidar de donde venimos ni a donde vamos, sin olvidar que la familia es el motor de la vida; que sería de cualquier infancia sin esos abuelos de pelo canoso y manos llenas de manchas oscuras por el sol de la mañana cruel, y las noches en vela por el día que vendrá mañana....”sabiduría adquirida / por la experiencia de la vida/ creías tener temperamento/ y te derrumbaste / fatídico momento/ tus ojos quedaron ciego / tu alma tampoco veía / y te despojaste de la vida/ ansiabas libertad / y a la muerte te aferraste / cruel verdad / siguiendo un equivocado camino / erraste tu destino/ tú que me infundías valentía / me mostraste tu cobardía/ con el ruido ensordecedor de un tren / marchaste hacia el edén/ aún te idolatro y te venero/ y espero que donde te halles /me sigas queriendo /mi querido y viejo abuelo. Rosa Elena Urbán Jarque

No dejéis de leer el libro en que el nuestros queridos amigos Rubentxo y Migueltxo, son un planeta más donde han dejado sus huellas... huellas llenas de personalidad. No todos los días se produce la alineación de los planetas...