lunes, 23 de julio de 2007

Lirios Blancos

Las casas cerradas huelen mal. El oxígeno se acumula en los rincones sin renovarse; la humedad es el abrigo de los muebles; el olor a rancio se apodera de sus huecos, de los poros donde ya nadie habita. Siempre he detestado el olor rancio de la humedad, ese olor donde no habita la vida pero tampoco la muerte. Al abrir la puerta, el olor me hizo arrepentirme de la decisión de volver a casa. La casa de mi niñez, de mi adolescencia, la casa de mis padres, donde crecí, jugué, ...

La casa está fría.

La vieja casa de mis padres donde ya no vive ningún miembro de mi familia, es el único lugar donde poder regresar y comenzar de nuevo cualquier parte de vida que aún me quede por vivir.

La calle, los números de las puertas, las golondrinas de las siete de la mañana, todo sigue donde siempre estuvo, pero ya nada parece igual. El tiempo lo destruye todo y convierte nuestros recuerdos en ripios de nuestro pasado.

6 comentarios:

uberri dijo...

Has escrito una evocación llena de sugerencias.
¿Por qué creemos que podemos regresar a un tiempo primigeneio a través de las casas revisitadas?
¿Por qué no percibimos con mayor claridad que ya no son los paisajes de la memoria?
Bueno, son sólo pensamientos pasajeros...

Hilvanes Y Retales dijo...

Con lo de los paisajes de la memoria me traes al recuerdo a Borjes. Fíjate, no había caído en ello hasta ahora...los recuerdos no existen, solo recordamos los propios recuerdos... al final el texto lo tengo que reescribir. Entre otras cosas porque la parte del desenlace no termina de gustarme...

Hilvanes Y Retales dijo...

Me ha gustado infinitamente tu comentario...construtivo constructivo...

CEci dijo...

Y aquí llego yo con, cómo no y para variar, esa magnífica cita a la que tanto recurro: "No cabe duda de que esto no pertenece a la verdadera memoria sino a la ruinosa labor de la nostalgia que oblitera el pasado; y tampoco cabe duda de que como de costumbre, yo lo he exagerado todo" (M. Chabon, "Los misterios de Pittsburgh")
¿Has leído "Retorno a Brideshead" del maestro Evelyn Waugh?
Mucho ánimo, S. y estoy con Uberri, un texto muy lírico y sugerente.
Un fuerte abrazo

El Alde dijo...

Desde mi pequeño rincón de la constelación de Tauro voy viendo como hilvanas notas tan interesantes. Particularmente, me gusta el olor a casa cerrada, sobre todo el olor a la casa del pueblo.

Un abrazo

Hilvanes Y Retales dijo...

Ceci, ya sabes que estoy en deuda con escritores de nuestra era. Voy anotando tus recomendaciones. La estantería se viene abajo. Siempre está la opción de ALde, la casa del pueblo. Y allí van a parar muchos de ellos. Tengo una compra próximamente, a la cual sumo "Retorno a Brideshead".

Alde, que grata sorpresa tu visita. Me hace muchísima ilusión que vengas al cuarto de costura. Espero que no dejes de coser junto al resto.

Besos Mil.