sábado, 19 de junio de 2010

16 de junio: sin ruta literaria, cerveza negra, ni disfraz.


Cuando dije que el 16 de junio se celebra el Bloomsday, que iba a hacer un post en el blog a modo de diario de lo acontecido en dicho día ya que el Ulises de James Joyce trata de aquello que le ocurrió a Leopold Bloom el 16 de junio de 1904, alguien me contestó: "pero eso es una frikada".



Los 25 de mayo, se celebra el día de la toalla en honor a Douglas Adams, justo dos semanas después de su muerte. Ese día los fans llevan una toalla durante todo el día en recuerdo de La guía del autoestopista galáctico: todo autoestopista galáctico ha de llevar una toalla.


En Madrid se celebra el día de Max Estrella, en honor a Luces de Bohemia de Valle-Inclán.

Podemos decir que también hay un día de Cervantes y del Quijote, el día del libro donde los ciudadanos participan leyendo un capítulo del mismo.

Yo propongo un Quevedosday...pero habrá que estudiar en qué consiste dicha celebración.

Resumiendo: que yo a estas alturas de la semana no me acuerdo que hice el día 16 de junio de 2010. Sé que sonó el despertador a las 6 y 30. Que me apunté una frase del Herrera para utilizarla, que fue utilizada en dos ocasiones esa misma mañana:

- ¿Qué tal?
- Bien, sin entrar en detalles.

Que había quedado a las 11:00 y llegué 30 minutos tarde.

Que ese día no almorcé hasta las 17:00 horas.

Que después de mi habitual jornada si me quedaban ganas de leer, no era precisamente el Ulises. Pero el homenaje era el homenaje, y comencé por segunda vez dicho libro.

Ya lo había comenzado hace 3 ó 4 años. No pasé del primer capítulo.

Esta vez tampoco.

Puértolas dice que leyó el Quijote en la madured. Que es un libro para leer a edad adulta. Que no se avergüenza de no haberlo leído antes porque para ella, leyó el Quijote en su justo momento.

Esto me reconforta, me anima. Tengo esperanzas que en algún momento, consiga la odisea de leer el Ulises.

Aunque el libro aún no ha retornado a la estantería ...

 

3 comentarios:

i am... dijo...

No es consuelo, lo sé, pero tampoco yo conseguí en mis intentos por leerlo pasar del primer capitulo. En cambio si leí el Quijote cuando aún era joven, ahora en la madurez creo que sería incapaz de hacerlo.

Saludos

Príncipe de ArroyoLuche dijo...

A mí esta vez no se me resiste el Ulises.
Pues ahora mismo me voy al centro a beber un par de pintas de guiness, la cerveza negra irlandesa por antonomasia. Ayer me comentó una amiga que vivió en Irlanda y que se hizo años ha una foto con un tipo vestido de Joyce en el día del Bloomsday que la cerveza negra es bueníiisima para la anemia.

Hilvanes dijo...

He intendo volver a leer el Quijote, ahora ya, al menos, no tan joven, y tampoco he sido capaz, pero no pierdo la esperanza de volver a leerlo...ganas sí me quedan...

el Ulises parece ser que se me resiste, qué curioso, antes para la anemia se tomaban lentejas...nuevos tiempos los nuestros...