lunes, 3 de noviembre de 2008

“Me llamo Erik Satie, como todo mundo”.

"Los seres humanos somos despreciables", leo en el blog de Portnoy.



Y


¿quién no tiene
la sensación

de que
somos seres
recortables?




Satie, despúes de la lluvia, Satie... "me llamo Erik Satie, como todo el mundo" leo en el discurso de Vila-Matas en la universidad de Monterry. México.



"Aunque muchos aún no se han enterado, la novela dejó, hace ya más de un siglo, de tener la misión que tuvo en la época de Balzac, Galdós o Flaubert. Su papel documental, e incluso el psicológico, han terminado". Vila-Matas.

Letraherido: ¿por qué el Diccionario de la Real Academia España no define la palabra letraherido?




3 comentarios:

Wralp Orbn Ces dijo...

No sabes lo bien que me ha sentado volver a escuchar a Satie. Envidiable el sonido y la estética de este fantástico compositor. He apreciado este post tuyo como hacía tiempo no lo hacía. Por cierto, me alegro también de poder comentar, ya que anteriormente he querido poner algún comentario a otro, y no he podido, no está habilitada la opción. Un beso.

Hilvanes Y Retales dijo...

Me alegra verte de nuevo por estos lares tan desérticos últimamente... por eso estaba deshabilitado los comentarios...Besos

Joseba M. dijo...

Buenas noches, Hilvanes,
hermosas costuras veo y esos sampedritos del alma en la cabecera...
Un abrazo.