miércoles, 2 de enero de 2008

Un tranvía llamado ... deseo

Deseo ... cuántas cosas deseamos y no hallamos en la vida? “Suceda lo que suceda, todos tenemos que seguir viviendo”. Conocida es la obra de Tennesse Williams por la atmósfera que envuelve a sus personajes donde parece faltarles el oxígeno; parecen estar anclados en un momento del tiempo, en el presente que no avanza y se desesperan y no ven la luz del camino.

Blanche visita a su hermana Stella sin saber que en su visita va a encontrar el fin a una vida infeliz, infeliz como lo es la de su hermana Stella y su marido Stanley, con la única diferencia que el matrimonio tiene algo donde apoyar su coja existencia: un matrimonio y un bebé.

“¿Sabes qué es la suerte? La suerte consiste en creer que uno tiene suerte. Por ejemplo en Salerno. Yo creí que tenía suerte. Supuse que de cada cinco, cuatro no saldrían con vida, pero yo sí ... Y así fue. De eso hice una regla. Para ir a la cabeza en esta carrera de ratas, uno debe creer que tiene suerte.”

Observo en estos momentos las plantas que tengo en un jarrón con agua. Sobreviven sin más, con el agua que de vez en cuando renuevo. ¿Por qué las personas necesitamos tantos estímulos para sobrevivir?

5 comentarios:

otredad dijo...

Porque somos conscientes de nuestra situación en el mundo, y en lugar de aprovechar este conocimiento,lo desperdiciamos en la ambición.No es la primera vez que me tachan de cínica por apoyar dicho pensamiento.
Hilvanes...empecé "Pedro Páramo" con unas ganas increíbles, pero no sé quñe ha ocurrido:lo dejé por culpa de las fiestas y a la vuelta había perdido el interés. Creo que no es su momento.
Un abrazo

otredad dijo...

Porque somos conscientes de nuestra situación en el mundo, y en lugar de aprovechar este conocimiento,lo desperdiciamos en la ambición.No es la primera vez que me tachan de cínica por apoyar dicho pensamiento.
Hilvanes...empecé "Pedro Páramo" con unas ganas increíbles, pero no sé quñe ha ocurrido:lo dejé por culpa de las fiestas y a la vuelta había perdido el interés. Creo que no es su momento.
Un abrazo

otredad dijo...

Porque somos conscientes de nuestra situación en el mundo, y en lugar de aprovechar este conocimiento,lo desperdiciamos en la ambición.No es la primera vez que me tachan de cínica por apoyar dicho pensamiento.
Hilvanes...empecé "Pedro Páramo" con unas ganas increíbles, pero no sé quñe ha ocurrido:lo dejé por culpa de las fiestas y a la vuelta había perdido el interés. Creo que no es su momento.
Un abrazo

otredad dijo...

Mira qué bien..a falta de un comentario que no se publicaba,tres...

Hilvanes Y Retales dijo...

jajaja, eso ocurre con frecuencia. Lo de la no publicación del texto. Pues tu pensamiento de cinismo no tiene nada, es inteligente. Los libros tienen su momento. Espera que llegue el de Pedro Páramo. Yo tuve que releerlo, la verdad, porque no estaba segura de haberme enterado. Y sí, me había enterado. Pero mejor no te lo desvelo.